Ésta es la real diferencia que provoca tener una buena almohada en la cama

0
108

No es tan fácil en ocasiones identificar qué hacer para mejorar el sueño. Los expertos aconsejan que se limite el tiempo de uso de pantallas antes de acostarse para lograr beneficios en la salud e incluso beneficios económicos.

Sin embargo, estudios recientes de trastorno del sueño en Estados Unidossugieren que aproximadamente la mitad de la población tienen problemas al dormir. Estas cifras son alarmantes, ya que dormir es especialmente importante durante todas las etapas de la vida.

Una investigación llevada a cabo en el Galván Laboratory for Developmental Neuroscience de la Universidad de California en Los Ángeles, presenta una solución aparentemente simple al problema de la falta de sueño: obtener una buena almohada.

Los expertos explicaron que más allá de la cama, sommier o colchón, la principal inversión habría que hacerla primero en la almohada donde reposamos nuestras cabezas al dormir. Es que dormir bien ayuda a disminuir el comportamiento impulsivo, las reacciones emocionales fuertes y la ansiedad.

Los estudios sostienen que las diferencias aparentemente pequeñas en la calidad y duración del sueño suponen una gran diferencia en cómo el cerebro procesa la información.

“El sueño actúa como un pegamento que ayuda al cerebro a codificar la información recién aprendida como conocimiento a largo plazo. También mejora la concentración, ya que ayuda a disminuir el comportamiento impulsivo, las reacciones emocionales fuertes y la ansiedad. Inicialmente, mis colegas y yo planteamos la hipótesis de que el número de horas de sueño era lo más importante para un desarrollo sano del cerebro a largo plazo”, explicó ante la prensa Adriana Galván, autora principal del estudio.

Y ejemplificó: “Los adolescentes con un sueño irregular durante la semana escolar –con una variación de hasta 2.5 horas entre una noche y la siguiente– mostraron un menor desarrollo de las conexiones de la materia blanca de sus cerebros un año después que los adolescentes que dormían un número de horas más constante cada noche. Las conexiones de la materia blanca ayudan a procesar la información con eficiencia y rapidez al conectar diferentes regiones del cerebro, de forma parecida a cómo una carretera conecta dos ciudades. La adolescencia es una época importante para asfaltar todas las carreteras del cerebro, y esta investigación sugiere que el sueño puede ser vital para esta construcción”.

Entonces, ¿existe una almohada perfecta?

“Descubrimos que un único tamaño no vale para todo el mundo. A algunas personas, una almohada plana los introduce en un sueño profundo, mientras que a otras solo les servirá una almohada muy mullida. Y aunque nuestros resultados fueron más sólidos en relación con la comodidad de la almohada, en general, la cama también era importante”, concluyó la experta.

LEAVE A REPLY