Restricciones que van y odios que vienen

0
74
El gobierno de la provincia ha decidido ir por laintendenta de Plottier, Gloria Ruiz. La decisión de la mandataria comunal de mantener el horario de circulación y tránsito de personas, hasta las 02:00 de cada día, es el motivo por el cual, desde distintos ámbitos oficiales y partidarios del MPN le hicieron sentir a Ruiz el rigor de la crítica despiadada hacia su gestión.
Lo que el gobernador Omar Gutiérrez, no pudo con Ruiz a través de sus decretos con nuevas medidas de restricciones para encarar la lucha contra la segunda ola de contagios de COVID; desde la tarde del miércoles, lo trata de hacer un grupo de “pensadores” que han puesto su intelecto para descargar toda la crítica hacia el gobierno de Plottier, a través de las redes sociales Facebook y Whatsapp.

El malestar fue confirmado la tarde del miércoles por la diputada provincial Lorena Abdala y por la mayoría de los integrantes del gabinete de ministros del gobierno de Gutiérrez.
Ruiz se ha convertido en la” enemiga principal” de la actual gestión provincial. Al menos así lo indican las expresiones de Abdala y otros referentes del partido provincial con funciones en el gobierno de Gutiérrez.

Se sabe que el mandatario neuquino tuvo y mantiene una excelente relación con el ex intendente de Plottier y actual diputado Provincial, Andrés Peressini; no así con la actual mandataria comunal.

Ruiz llegó a la intendencia de Plottier, luego de haber pasado por el gabinete municipal durante los gobiernos de Peressini. Eran tiempos duros, en que el municipio y la ciudad soportaban un paro municipal que paralizó la localidad. A tal punto que el edificio comunal estuvo tomado por varios meses. Su trabajo en pos de la pacificación de la ciudad, la llevaron a obtener el reconocimiento de los empleados municipales y le sirvió para alcanzar la sucesión en la intendencia, del actual legislador provincial por el partido Siempre.

Gestos y diferencias

A poco de asumir fue mostrando su independencia de criterio y los gestos de apertura hacia la comunidad de Plottier. Tejió acuerdos con todo el entramado social de la localidad por afuera de las estructuras políticas. Se ganó el reconocimiento de la periferia del círculo rojo pero a la vez fue ganando adversarios. Se sabe que Peressini no pudo cumplir con Gutiérrez en su afán de dominar los ánimos y actitudes de la “dama de hierro” de Plottier.

Hoy son dos expresiones políticas con formas muy distintas de administrar los recursos públicos. De hecho, Ruiz, en los primeros 15 meses de gestión encaró una sangría de funcionarios que no se adecuaron a las nuevas formas de gestionar. La intendenta, desde su despacho, trabaja pacientemente cada movimiento político sin dejar de observar las elecciones legislativas nacionales de este año y las próximas provinciales y municipales del 2023.

Los vínculos y las otras internas

Su ascenso en la escena provincial la ha llevado a mantener lazos con dirigentes de peso de la lista Azul del MPN. También goza del reconocimiento de sus pares comunales y dirigentes kirchneristas con llegada al Congreso y a Casa Rosada.

Consultada, sobre los motivos por los cuales mantenía el horario de circulación hasta las 02:00 de cada día, Ruiz explicó que “fue consensuado con los empresarios y comerciantes locales”. “No podemos afectar el ritmo de la actividad comercial en un momento económico y social tan crítico”, agregó.

“No tomo decisiones desde la rebeldía sino que lo hago desde el sentido común”a intendenta.

Abdala a su turno cargó duro contra Ruiz y la responsabilizó por la posibilidad de que los contagios de COVID aumenten en Plottier. A la vez que recordó que las medidas que adoptó el gobierno de la provincia fueron consensuadas con todos los intendentes de la provincia.

Se le recordó a Abdala que el intendente de Neuquén Capital, Mariano Gaido, también había no adherido a algunas de las restricciones decididas por Provincia, a lo que la legisladora respondió que “lo de Gaido no es lo mismo que lo de la Intendenta de Plottier”.

Un par de hombres de primera línea del gobierno provincial se sinceraron y admitieron que lo del intendente de Neuquén es lo mismo que lo que hizo la mandataria comunal de Plottier, pero que por ser del mismo partido político “esas diferencias se saldarán, en su momento, puertas adentro”.

Parece ser que la furia desatada contra Ruiz no es ni más ni menos que una acción para disimular el desamor, temporal, que surge desde el Palacio Municipal capitalino.

Fuente:LMN

LEAVE A REPLY