Aviones del futuro: la innovadora propuesta de un estudio de diseño para la pospandemia

5
93

Tanto la industria del turismo como aeronáutica se vieron afectadas prácticamente por completo con el advenimiento del coronavirus este año. En ese contexto, al pensar en la etapa pospandemia y sus nuevas exigencias, un estudio de diseño británico presentó un innovador proyecto de aviones del futuro.

Así es la propuesta de PriestmanGoode para las nuevas cabinas de los aviones. (Foto: PriestmanGoode).
Así es la propuesta de PriestmanGoode para las nuevas cabinas de los aviones. (Foto: PriestmanGoode).

Con la mirada puesta en la “nueva normalidad” y en garantizar la seguridad y prevención de los pasajeros a bordo, la reconocida firma PriestmanGoode, de Londres, dio a conocer su propuesta para las nuevas cabinas de los aviones.

Bajo el concepto “Pure Skies” (Cielos puros), la empresa armó un diseño que transforma por completo las clases Económica y Ejecutiva. Apuntaron a tres objetivos clave: aumentar el espacio personal, una mayor higiene y lograr viajes sin contacto.

Uno de los objetivos es lograr mayor privacidad a la hora de volar. (Foto: PriestmanGoode).
Uno de los objetivos es lograr mayor privacidad a la hora de volar. (Foto: PriestmanGoode).

Según consignó la revista especializada en viajes Conocedores, lpsicología del color desempeñó un papel central para crear una sensación de calma y seguridad a bordo del avión. Así, con una tinta que cambia de color en la tela de los asientos, se informaría a los pasajeros que la cabina está limpia. Al abordar, un tono cian (el color de la luz ultravioleta) indicaría que las butacas se higienizaron correctamente, y el color cambiaría a colores más cálidos a medida que avanza el vuelo.

Por otra parte, elementos antihigiénicos como los bolsillos se eliminarían de los respaldos de los asientos.

En la empresa de diseño descubrieron también que uno de los principales motivos de ansiedad de la gente es la proximidad con otros pasajeros, tanto a bordo como en las colas. Entonces, principalmente en la clase Económica, apuntaron al rediseño de los asientos y su disposición en la cabina. Los ubicaron de forma desfasada para maximizar sensación de espacio e incorporaron acrílicos divisorios transparentes entre filas. 

Las pantallas de entretenimiento se controlarían a través de gestos. (Foto: PriestmanGoode).
Las pantallas de entretenimiento se controlarían a través de gestos. (Foto: PriestmanGoode).

Para los espacios de la clase Ejecutiva, dado que las últimas tendencias ya habían introducido pantallas y puertas para aumentar la privacidad, el equipo británico buscó optimizar esta idea y apostar un poco más. En el modelo diseñado, los asientos constituyen “habitaciones”, y cada una cuenta con pantallas de entretenimiento controladas por gestos, para evitar el tacto, sincronizada con el dispositivo electrónico personal del pasajero.

5 COMMENTS

LEAVE A REPLY