La NASA volvió a trabajar en la misión que busca llevar por primera vez a una mujer a la Luna

0
38

La pandemia de coronavirus había frenado buena parte de la actividad pública en los Estados Unidos. A partir de un lento proceso de salida de la cuarentena, algunos trabajos empiezan a abrirse. Es el caso de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA) que empezó otra vez a desarrollar uno de los proyectos más ambiciosos de los últimos tiempos: una nueva misión que llevará por primera vez a una mujer a la Luna.

La NASA volvió a reiniciar sus engranajes y reanudó las pruebas de su cohete de alcance lunar SLS, de 65 metros, con la vuelta de los trabajadores, limitados por turnos y con distanciamiento social dentro del Centro Espacial Stennis.

Parte del cohete lunar de 65 metros que desarrollan los especialistas de la NASA. (Foto: AFP/NASA/Jude Guidry)
Parte del cohete lunar de 65 metros que desarrollan los especialistas de la NASA. (Foto: AFP/NASA/Jude Guidry)

En el contexto de la misión Artemis, todas las pruebas se realizarán en los próximos meses y terminarán con un encendido de ocho minutos de duración completa de la etapa central de cuatro de los motores RS-25 del cohete, tal como si fuera un lanzamiento real.

“Este es un paso importante hacia la reanudación del trabajo crítico para apoyar el programa Artemis de la NASA que aterrizará la primera mujer y el próximo hombre en el polo sur de la Luna para 2024. Aunque Stennis permanece en la Fase 4 del Marco de Respuesta al COVID-19 de la NASA, evaluamos las condiciones estatales y locales y trabajamos con el liderazgo de la agencia para desarrollar un plan para aumentar de manera segura y metódica el trabajo crítico hacia el lanzamiento de la próxima gran era de la exploración espacial”, aseguró el director del Centro Stennis, Rick Gilbrech, según indicó la NASA en su sitio oficial.

Restablecer los sistemas del centro en los próximos días incluye restaurar la energía y los controles de la instalación, así como garantizar que los sistemas de gas a presión estén en los niveles adecuados para que los operadores del SLS continúen con las pruebas.

Ver imagen en Twitter

Los trabajadores que volvieron fueron capacitados en procedimientos generales de seguridad, requisitos de equipo de protección personal y autocontrol, debido a la crisis sanitaria. El personal también instaló carteles y marcas para indicar dónde deben pararse durante su trabajo, de acuerdo a lo que informó la NASA.

Stennis planea 30 días de actividad limitada de los empleados antes del pasaje del centro de la Fase 4 a la Fase 3. Una vez que ocurra esa transición, los aumentos de trabajo en el sitio continuarán lenta y metódicamente.

LEAVE A REPLY