Bruno Rodríguez, el argentino que lucha contra el cambio climático y participará de la cumbre de jóvenes de la ONU

0
47

 

Bruno Rodríguez parece un chico callado, pero cuando empieza a hablar sobre crisis climática no hay quien lo pare. Es decidido y sabe lo que quiere: un planeta habitable y sano, que los “mayores” están destruyendo y que los jóvenes deben cuidar haciendo “militancia ambiental”. La tiene clara, para usar una expresión muy acorde a su generación. Con apenas 19 años, es el argentino elegido con un “Green Tickets” (Tickets verdes), la invitación de la ONU para participar de la Youth Climate Summit, que se hará en Nueva York a partir del 21 de este mes. La cumbre reúne a activistas, empresarios e innovadores de todo el mundo.

Es el más “viejo” de Jóvenes por el Clima Argentina, “un movimiento integrado por pibes y pibas de entre 15 y 19 años que se dedica a pelear contra la crisis climática y ecológica para poder colocar este tema sobre la agenda pública de forma permanente”. Surgieron a mediados de febrero de este año y tuvieron como objetivo inmediato organizar la primera manifestación en la Argentina, que se hizo el 15 de marzo y que se repitió el 24 de mayo.

A los 14 empezó a interesarse por el tema, a partir de su participación de los talleres de Naciones Unidas que se hacían en su colegio secundario. A los 17 se hizo vegetariano. “Tomé conciencia sobre lo que está ocurriendo en cuanto a gases de efecto invernadero y su vínculo con la ganadería. Creo que es importante modificar algunos hábitos de consumo”, asegura en diálogo con TN.com.ar.

Bruno Rodríguez es uno de los fundadores de Jóvenes por el clima Argentina, que nació en febrero de este año. (Foto: Tobias Skarlovnik)
Bruno Rodríguez es uno de los fundadores de Jóvenes por el clima Argentina, que nació en febrero de este año. (Foto: Tobias Skarlovnik)

Esta es la primera vez que viaja a los Estados Unidos. Lleva consigo su breve pero intensa experiencia en la militancia ambiental y una mezcla de expectativa y responsabilidad. Llega en medio de una semana convulsionada y cargada de actividades. Como cada viernes, el 20 habrá paros juveniles liderados por Greta Thunberg en Nueva York como parte de las actividades de Fridays For Future (Viernes para el futuro), que tendrán repercusión en otros países. El 27 se hará la movilización mundial que también tendrá su réplica en varias ciudades de la Argentina.

Durante su estadía en la Gran Manzana, Bruno buscará “concientizar al norte global” sobre la urgencia de cuidar el planeta desde el criterio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas. “Llevamos una propuesta latinoamericana, porque queremos trasladar la problemática de la región en materia de cambio climático a este escenario muy importante de la política internacional. Vamos a hablar de los recientes incendios en la Amazonia. Las regulaciones que son necesarias de implementar en las empresas que se dedican a los desmontes. La implementación de la legislación vigente en materia ambiental como por ejemplo la regulación de los vectores de enfermedades infecciosas por la suba del calentamiento global, entre otros temas”, dice sobre la intervención que tendrá en la cumbre, donde participará en las comisiones que tratarán la “Transición energética”.

Rodríguez busca que se entienda que las consecuencias ambientales no están divorciadas de los derechos humanos, de la justicia social ni de la soberanía de los recursos naturales. “Desde Jóvenes por el Clima y otras organizaciones ambientales queremos colocar este tema vinculando la crisis climática y ecológica como un asunto de derechos humanos y que los gobiernos empiecen a trabajar desde el plano económico. Porque los costos que van a tener que pagar cuando se materialicen las consecuencias van a ser muchos mayores que los de la prevención”.

Greta Thunberg y la militancia ambiental

Para Bruno, Greta Thunberg es la razón por la que existen los movimientos que, a nivel internacional, luchan contra el cambio climático. Ella vino a resignificar la militancia ambiental.

“Muchas veces se nos dice que tenemos que cambiar nuestros hábitos de consumo y que hay que priorizar las acciones individuales pero Greta promueve un enfoque sistémico de la temática. Su frase ‘si todos tenemos la culpa de la crisis climática entonces nadie la tiene’ es muy importante”, explica. Bruno se entusiasma al adelantar que ambos se encontrarán durante la cumbre de Nueva York.

Greta Thunberg se encontró con el expresidente de EEUU, Barack Obama, durante su estadía en Washington. (Foto: AFP)
Greta Thunberg se encontró con el expresidente de EEUU, Barack Obama, durante su estadía en Washington. (Foto: AFP)

El adolescente resalta los avances en materia política y gubernamental y la toma de conciencia pero, sobre todo, busca que los jóvenes se sumen al activismo. “Creo que es muy importante dar la batalla cultural desde nuestra cotidianeidad. Pero los esfuerzos que hagamos desde nuestros hábitos de consumo y la forma de conciliarnos con el ambiente y nuestro estilo de vida tiene un impacto mínimo en relación con lo que hacen las grandes empresas y la política en general. Es importante priorizar la batalla cultural pero también involucrarse en los movimientos activistas para que tomen conciencia quienes más poder tienen. Queremos seguir fortificando esa perspectiva de cómo ser un activista ambiental”, dice.

Bruno rechaza la “infantilización” de la que son víctimas los jóvenes como él. Dice que se demoniza su actividad militante cuando ven que son chicos los que encaran las acciones. Sin embargo, no se deja amedrentar y se planta con firmeza: “Teniendo en cuenta que nuestra generación va a ser la que padezca las consecuencias de esta crisis climática y ecológica que se produjo en base a acciones ajenas a nuestra generación es importante que tomemos la posta y que los adultos se hagan cargo”.

Greta Thunberg y la líder indígena brasileña Artemisa Xakriaba en una protesta frente al Capitolio, esta semana en Washington DC. (Foto: AP)
Greta Thunberg y la líder indígena brasileña Artemisa Xakriaba en una protesta frente al Capitolio, esta semana en Washington DC. (Foto: AP)

LEAVE A REPLY