Efemérides del 4 de Agosto

5
338

Día del Panadero (en Argentina)

 

Artífices de los panes, prepizzas, chipitas de almidón, chinas, medialunas y todos esos detalles que acompañan tu mesa cada día, en nuestro país, el 4 de agosto los profesionales dedicados a la elaboración del alimento más básico y necesario de nuestra alimentación, reciben un reconocimiento en agradecimiento de su dedicación.

En el Día del Panadero Argentino, también conocido como el Día Nacional del Obrero Panadero, se conmemora la creación de la Sociedad Cosmopolita de Resistencia y Colocación de Obreros Panaderos, considerada como el primer sindicato de obreros panaderos, fundado un 4 de agosto de 1887. Todo esto, ideado por Enrique Malatesta, famoso anarquista que pasaba sus días en Buenos Aires en esa época y que, además, en su corta estadía en Argentina, entre 1885 y 1889, como activista político dejó una fuerte impronta en lo que fueron los orígenes de la organización del movimiento obrero en nuestro país. Recién en 1957 fue reconocido el 4 de agosto como el Día Nacional del Panadero por el Congreso Nacional Argentino.

Se calcula que el pan ha formado parte de nuestras vidas desde hace por lo menos 10.000 años. Durante la mayor parte de la historia de este humilde alimento, la producción se realizaba en cada casa y era familiar. Recién con la llegada de la Revolución Industrial, en el siglo XVIII en Inglaterra, la producción del pan se convirtió en una labor de un sector determinado de la población dando origen a los panaderos, como se los conoce hoy en día.

La profesión del panadero era, en esta época, uno de los trabajos peor remunerados y en los que se experimentaban las peores condiciones laborales. La jornada laboral se llevaba adelante durante la mayor parte de la noche, para poder acabar la producción a primeras horas de la mañana.

El panadero es el profesional que lleva a cabo su actividad en panaderías y pastelerías. Una profesión que se encuentra en constante transformación debido a los cambios que se producen en los hábitos de los consumidores y, que más allá de preparación y venta del pan o la fabricación de pasteles, exige competencias generales muy diversas para las que hay que prepararse de forma adecuada.

Actualmente el panadero y pastelero debe contar con competencias técnicas que le capacitan para tareas como la recepción de las materias primas, la preelaboración y horneado de productos básicos de panadería y pastelería, la presentación de estos productos para su venta y la distribución final de éstos, siendo capaz de seguir los protocolos y las normas de seguridad y de protección ambiental que garanticen la realización de un trabajo adecuado, seguro y sostenible. Asimismo, esta ocupación requiere contar con habilidades personales y sociales que tienen que ver con la atención al público, la competencia comunicativa (claridad, precisión y fluidez) y las competencias de resolución de problemas y de trabajo en equipo.

Hoy en día nos encontramos con una variedad de panes, con diferentes formas, tamaños y sabores. Los ingredientes y sus cantidades son los que permiten en gran medida esta diversidad. Si tenemos en cuenta el uso de las diferentes harinas nos encontramos con los siguientes tipos de pan:

Pan de trigo: es el más comúnmente conocido y consumido. Se elabora utilizando harina de trigo.

Pan de centeno: usualmente utilizado en la zona Norte, puesto que el centeno llega a soportar frías temperaturas.

Pan de cebada: este tipo de pan era consumido por gente que no tenía muchos recursos, siendo remplazado por el de trigo.

Pan de arroz: este pan está compuesto entre otros ingredientes por harina de arroz. Actualmente este tipo de pan es muy utilizado en la sociedad ya que no lleva gluten, siendo un pan apto para los celíacos.

Pan de maíz: elaborado a base de harina de maíz. Si no se combina con otro tipo de harinas, también es apto para las personas intolerantes al gluten.

Pan de molde: pan en forma cuadrada, utilizado como rebanadas tostadas para el desayuno con mantequilla y mermelada, o bien para hacer sándwiches.

Pan de hamburguesa: pan redondo y esponjoso utilizado para introducir dentro de él carne, lechuga, tomate entre otros ingredientes para formar una hamburguesa.

Utilizando diferentes tipos de harinas y de ingredientes se pueden llegar a obtener una gran variedad de panes, entre los cuales se encuentran:

Baguette: este tipo de pan se ha extendido mucho en los últimos años. Su procedencia es de Francia. Para su elaboración se utiliza harina no integral.

Pitta: el pan de pitta es típico de la zona de Turquía. Su forma es muy plana y sueles utilizarse para introducir relleno dentro de ellos y cerrarlos o enrollarlos. Su popularidad ha llegado a todo el mundo.

Muffin: es un tipo de pan típico de Inglaterra. Su tamaño invita a tomarlo a media tarde con un café, como si fuera una magdalena o un bollito.

Pan chino: como su mismo nombre indica, una vez cocinado se fríe. Es típico de china y normalmente en los restaurantes chinos también tienen.

Pan Pretzel: pan en forma de lazo típico del país de Alemania.

Cracker: rebanada de pan crujiente muy útil para aperitivos sobre la que podemos añadir diversos alimentos.

5 COMMENTS

LEAVE A REPLY