5 tips para reducir el consumo de combustible

0
11

El gasto monetario en combustible suele ser uno de los principales egresos en la economía de una familia argentina. Te damos algunos consejos para que gastes menos y ahorres más. 

No andar con el motor “enroscado”: 

Aunque parezca una recomendación obvia, se ve y se escuchan a muchos autos en la ciudad que tardan demasiado en pasar al cambio siguiente. Esto implica un gasto de combustible innecesario, ya que si el motor gira a un mayor régimen consumirá más. Aparte se reducirá su vida útil y se contaminará más el medio ambiente.

Poner punto muerto en el momento adecuado:

Obviamente esta recomendación aplica solo para los vehículos con caja manual, y consiste en utilizar las inercias de forma inteligente. Por ejemplo: Si nos encontramos con el cambio engranado, estamos a mitad de cuadra y ya visualizamos que el semáforo está en rojo. Nos conviene pasar a punto muerto y dejar que el auto se deslice con la inercia hasta la senda peatonal. Ahorraremos combustible y frenos. 

No llevar cosas innecesarias en el auto: 

Esto nos va perjudicar a la hora de ir al surtidor, ya que un mayor peso implica, indefectiblemente, un mayor consumo. Dejar en el auto exclusivamente los elementos fundamentales y no hacer del vehículo un depósito, ayudara a liberar presión de nuestra billetera. 

Controlar la presión de nuestros neumáticos: 

Este punto suele ser de los menos controlados por la mayoría de los usuarios. Es vital tener las gomas de nuestro auto con la presión adecuada, ya que si andamos con las cuatro ruedas desinfladas el auto consumirá bastante más. Aparte como ya dijimos en notas anteriores, nuestra seguridad depende directamente del estado de nuestros neumáticos.

No dejar calentando el motor: 

Existe el mito de que, por la mañana, antes de utilizar el auto, hay que encender el motor y dejar que este llegue a su temperatura de funcionamiento óptima. Recién después de ello utilizarlo para salir de casa y empezar con la rutina.  

Esto es una gran mentira, que por suerte se está oyendo cada vez menos. Una vez que se encendió el motor, ya se puede utilizar el vehículo con normalidad. No hace falta esperar “tiempos mágicos”, ni nada por el estilo. Lo único que lograremos con esto es consumir mucho más combustible del que nuestra billetera desea.  

Parabrisa

LEAVE A REPLY